Sexo de todos los colores

134 Views 5 Liked

¿Quieres saber algo más sobre la influencia del color en nuestras relaciones sexuales? ¿Qué color nos hace más atractivos? ¿Cómo crear un ambiente más sensual?

 

La Psicología de los Colores es la disciplina que analiza de qué manera se relacionan las emociones con las diferentes tonalidades y los sentimientos y reacciones que provocan. En el sexo influyen de forma muy compleja una amplia variedad de emociones, de sentimientos y de reacciones a estímulos, por eso la respuesta no es sencilla y vamos a ir desgranando aspectos interesantes que pueden aportar cada color a nuestra vida sexual.

 

Rojo

 

 

Seguro que  lo primero que viene a la mente cuando hablamos de sexo y colores es el rojo, el rojo es el color de la pasión, es el color que estamos programados para detectar rápidamente, el color del peligro y con el que marcamos señales que tienen que destacar, como muchas de las de tráfico. Por eso mismo es un color que atrae nuestra atención inmediatamente, lo que evidentemente algo que podemos usar en nuestro favor en el terreno de las relaciones para atraer miradas a donde queremos.

 

El rojo es un color tradicionalmente muy presente en la cosmética y en la lencería, tanto femenina como masculina y existen estudios que afirman que es una tonalidad que nos hace sentir más atractivos y se relaciona con una mayor autoestima.

Pero hay que tener cuidado porque el rojo o el naranja, usado en demasía puede causar ansiedad y un exceso de energía, por eso es más recomendable usarlos en detalles: la lencería, algún complemento, etc … 

 

Morado

 

 

La gama cromática de los morados y violetas son, según varios estudios, la que más se relaciona con la frecuencia sexual. Estudios realizados sobre la actividad sexual según el color dominante en los dormitorios demuestran que aquellas parejas que muestran preferencia por tonos morados mantienen relaciones sexuales con una periodicidad hasta tres veces superior a los que apuestan por los tonos blancos o grises.

 

Tradicionalmente el morado o púrpura con colores asociados con el lujo y el prestigio y, al parecer, en el terreno sexual es un color que aumenta la libido porque promueve la imaginación y la fantasía.

 

Negro

 

 

El negro es un color que se asocia a la elegancia, por eso esta tan presente en los conjuntos eróticos, pero además, en el terreno sexual es un color más presente entre las preferencias de las personas más transgresoras, más atrevidas.

 

Además es un color íntimamente ligado con la práctica del BDSM. La estética de la ropa, complementos y herramientas del bondage y el fetish son mayoritariamente negras. El éxito de la saga 50 Sombras favorece esta relación.

 

Otros colores

 

Hemos repasado los que más aparecen en los estudios, pero el resto juega también su papel. El blanco por ejemplo, se asocia tradicionalmente a la inocencia y aunque los estudios no lo consideran un color sensual o incitante, si que juega su papel en muchas fantasías y de juego de roles, en disfraces sexy, por ejemplo. El rosa se ha asociado tradicionalmente con el amor romántico y aun se utiliza para crear esos ambientes. 

 

 

Ambientación

 

Ya hemos mencionado los estudios que analizar el color de los lugares en los que habitualmente más se practica el sexo: los dormitorios. Al margen de la frecuencia sexual en aquellos en los que dominan los colores en la gama cromática del morado, de estos estudios se dedica también que la decoración en tonos azules o amarillos suave favorece la relajación y el bienestar, un ambiente que favorece quizá no tanto lo prolífico de nuestra vida sexual pero si una satisfactoria y plena vida sexual sana que equilibra la pasión con la relajación.

 

Como en las preferencias sexuales, hacer generalidades sobre las preferencias del color es complicado porque cada persona y cada momento es diferente, pero si que parece que teniendo en cuenta lo que hemos comentado podemos favorecer la creación de una atmósfera más propicia a la pasión o a la relajación, podemos usar detalles en colores para atraer o estimular. Y aunque los estudios se hayan hecho en base a parejas, no podemos renunciar a usar este conocimiento para disfrutar en solitario 

 

Afortunadamente cada vez tenemos una mayor oferta cromática en los juguetes, en la lencería y en los artículos para la mejora del disfrute sexual.

 

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

Leave a comment