Leer es TU placer

196 Vistas 4 Me gusta

En los últimos años la literatura erótica ha vivido un renacimiento con el éxito internacional de la saga 50 Sombras de Grey, pero es un género con una historia que merece la pena repasar. ¡Seguro que te falta alguna cosa por descubrir!

 

El erotismo en la literatura, como en el arte en general es parte necesaria de toda forma de expresión, al fin y al cabo es parte muy importante del ser humano y desde el principio aparecen escenas o descripciones muy subidas de tono en las grandes obras de la historia de la literatura.

 

Kamasutra

 

De estos inicios del erotismo seguramente el ejemplo más conocido y en el que además el tema puramente sexual no es un tema o un pasaje, sino que es el centro del texto es el Kamasutra: un texto hindú que expone un verdadero compendio de los comportamientos sexuales del ser humano. 

 

El Kamasutra se escribió a varias manos alrededor del siglo IV y contiene, además de las bien conocidas ilustraciones de posturas sexuales, que es con lo que la gente se ha quedado de este libro más conocido que leído, 36 capítulos que hablan de varios aspectos de la relación sexual de las personas: desde la seducción a las relaciones maritales o sobre normas de buena conducta.

 

 

Marqués de Sade

 

En esa época y hasta bien entrado el siglo XVIII en nuestro entorno cultural, en la Europa Occidental había algunos ejemplos, no muchos, porque el puritanismo y la represión de las pasiones sexuales estaban a la orden del día, teníamos que contentarnos con obras más pícaras que erótica, estilo La Celestina, como La Lozana Andaluza, de Francisco Delicado.

 

Es con la llegada de la Ilustración que vuelven a verse publicados a este lado del Mediterráneo textos eróticos y estudios sobre las relaciones sexuales, en las culturas que más se van abriendo. De esta época nos llega el Marqués de Sade o Las relaciones peligrosas de Choderlos de Laclos. También en esta época la literatura erótica llega a manos de las mujeres, que es entonces cuando empiezan a poder acceder a la cultura (siempre, recordemos en el mundo occidental, en extremo y medio oriente la historia es muy diferente, como hemos visto con el caso del Kamasutra).

 

Siglo XX

 

Con la entrada del siglo XX ya tenemos autores que se especializan en el erotismo, como Henry Miller, con su Sexus como novela erótica por excelencia, o Nabokov (con la polémica Lolita y la obra maestra Ada y el Ardor).

 

En esta época de principios de siglo XX es cuando vemos la diferenciación entre erotismo y pornografía, especialmente con la llegada de la fotografía y el cine, que pueden hacer una representación del acto sexual en si. La pornografía sería la versión más gráfica, más directa y el erotismo se liga más a la expresión artística y, durante mucho tiempo, la primera es consumida preferentemente por el hombre y la segunda más por las mujeres. 

 

En España la literatura erótica “sale del armario” como oras muchas formas artísticas con el final de la dictadura. De estos primeros años de liberación procede Las Edades de Lulú, de Almudena Grandes, un maravilloso libro, lectura obligatoria si nos gusta este tema y el inicio de la meteórica carrera de Javier Bardem, que interpretaba un papel secundario en su adaptación al cine en 1990 de la mano de Bigas Luna, que le daría el espaldarazo definitivo unos años más tarde con Jamón Jamón.

 

 

50 Sombras

 

Y no podemos terminar este breve repaso por miles de años de literatura erótica sin hablar del acontecimiento cultural y sociológico que ha supuesto 50 Sombras de Grey, una saga de novelas de fuerte contenido erótico que ha batido records de ventas y que tiene seguramente el mérito de haber sacado al género de las alcobas y de la discreción: un libro leído en el metro, en los autobuses y sin ocultarse en bibliotecas públicas. Un libro que ha saltado las fronteras reducidas a una minoría más “cultivada” y ha llegado a manos de las grandes masas. Además es responsable también del renacimiento de la escena BDSM que ha vivido una nueva juventud desde la época del marqués que le da uno de los nombres al género y a una serie de prácticas sexuales: el sadismo, un término con connotaciones muy negativas.

 

Fuera de la ficción, hay también una extensa producción de libros sobre conducta sexual y estudios sobre comportamiento, psicología y hasta sobre la influencia de los colores en el sexo, desde los más informativos a los médicos o científicos.

 

Un libro erótico es un regalo que te hará quedar bien seguro. Un paso antes de ir más allá y atreverse con complementos o productos que puedan ayudar a poner en práctica las fantasías que seguro que las páginas de ese libro que regales planta como una semilla en la imaginación de tu pareja.

Deja tu comentario

Comentarios

  • Me gustan vuestros articulos
    Por:Ana En: June 12th 2019

    Mirad este artículo de El Mundo https://www.elmundo.es/papel/firmas/2016/09/11/57d142a5ca4741cb738b4611.html Leer es super importante

    Respondido por: Ines Calvo En: August 6th 2019 Me gusta mucho tu interés por nuestro artículo y tu enlace. Muchas gracias