Aprende con esta guia si quieres iniciarte en el BDSM

41 Vistas 0 Me gusta

Si estás leyendo esto es probable que sientas cierta curiosidad por la práctica del BDSM. ¿Quieres iniciarte en este mundo pero no sabes por dónde empezar? Quizá tienes algunas dudas o inquietudes que no te dejan dar el paso definitivo…

Lo primero que debes saber es que en el BDSM no todo es blanco o negro, hay diferentes intensidades y siempre serás tú quien tenga la última palabra para decidir hasta dónde quieres implicarte. Debes de ser consciente de tus límites y vivir el BDSM desde una perspectiva de placer.

¿Te apetece entrar y descubrir el mundo del BDSM? ¡Perfecto! En esta guía encontrarás el punto de partida.

PARA EMPEZAR, ¿QUÉ ES Y QUÉ NO ES BDSM?

Cuando nos referimos a BDSM no estamos hablando de una única práctica sexual, sino que dentro de estas 4 letras se esconden diferentes disciplinas. Practicar BDSM no significa que se lleven a cabo todas las variantes en una misma experiencia sexual. Cada uno puede decidir cuánto va a experimentar de cada disciplina o si prefiere centrarse en una sola de ellas.

Si quieres saber qué es realmente el BDSM, primero debemos entender qué se esconde detrás de cada una de estas letras.

El BDSM es una de las prácticas sexuales más criticadas, pero también de las más desconocidas.

Las siglas BDSM corresponden a Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo.

BONDAGE.
Proviene del mismo término francés que significa esclavitud o cautiverio. Es una práctica erótica que se basa en la inmovilización del cuerpo de la otra persona, ya sea mediante esposas, amarres, cuerdas, arneses…
DISCIPLINA.
Son las normas y hábitos que son el marco de actuación del sumiso durante el adiestramiento. Esta puedes a veces implicar castigos para corregir desviaciones en la conducta.
DOMINACIÓN.
Es el rol que implica tomar el control y el mando en la relación del amo hacia su sumiso o sumisa. En la dominación se encuentra estímulo mediante ejercer nuestra voluntad sobre la otra persona que queda a nuestra merced. La dominación siempre estará unida a la sumisión, ya que todo AMO necesita de un sumiso y viceversa.
SUMISIÓN.
Es el rol que adoptara la persona que no vaya a ser el Dominante y que se ejerce voluntariamente durante la sesión de placer. La posición de sumiso es la otra cara de las siglas DS y significa acatar los deseos y la voluntad del dominante y someterse a todo lo que quiera hacer con su cuerpo.
SADISMO.
Esta palabra proviene del novelista Donatien Alphonse François de Sade, más conocido como Marqués de Sade, que pasó la mayor parte de su vida en prisión por abusar y torturar a doncellas. El Sadismo consiste en sentir placer y satisfacción sexual infligiendo sufrimiento físico y psíquico a otra persona.
MASOQUISMO.
Conducta sexual con la que obtiene excitación mediante, la humillación, la dominación y el sometimiento, así como con el propio dolor físico o psíquico. BDSM: La fantasía erótica más extendida.

MITOS Y VERDADES DEL BDSN 

A raíz del auge de las novelas eróticas que tratan sobre el tema, el BDSM se ha reconocido más a nivel social y ha despertado la curiosidad de casi todo el mundo. Pero a pesar de ese boom, siguen existiendo creencias erróneas y reparos sobre estas prácticas y todo aquel que las realiza.

Con la llegada de la trilogía de novelas eróticas, 50 Sombras de Grey, que trata sobre BDSM, se ha despertado la curiosidad sobre estas prácticas en muchas personas.

Desde siempre se ha tenido la falsa creencia de que al BDSM iba unido el dolor y el sadismo, tratando esta disciplina como una desviación sexual que rozaba el maltrato físico y mental y nada más lejos de la realidad, el BDSM implica un consentimiento mutuo de todas las partes implicadas que se delimitan mediante contratos pactados y palabras de seguridad para detener la sesión en caso de ser necesario. Los límites serán marcados antes de empezar la practica.

El BDSM está ahora en boca de todos.

El desconocimiento sobre lo que es el BDSM hace que suela ser común las siguientes creencias erróneas:

¿Es practicada por gente perversa?

Hemos encontrado algunas definiciones que hablan de perversión sexual, humillación y dolor, pero nada tienen que ver con lo que ocurre en realidad.

Te podemos asegurar que las personas que practican BDSM no padecen ningún tipo de trauma, y mucho menos una enfermedad mental.

¿Es abusiva?

NO.

Todo lo que se va a hacer durante la sesión se acuerda previamente para evitar cualquier situación incómodas.

Se establecerá una palabra de seguridad, garantizando así que nadie hará nada que no quiera.

Cada piel es distinta y la tolerancia al dolor también lo es, igual que no todas las prácticas dentro del BDSM son iguales.

No es lo mismo el placer por ceder el control y seguir órdenes, que sentir placer por el dolor.

¿Esta práctica que se exporta a todas las facetas de la vida?

NO.

La práctica de cualquier disciplina del BDSM, se lleva a cabo durante un período de tiempo fijo que se denomina como sesión. No se ejercerán la Sumisión o Dominación en otras facetas de la vida cotidiana a no ser que se haya preestablecido así de manera puntual y como parte del juego.

En todos nosotros existe una parte de sumiso y otra de dominante a lo largo de nuestra vida sexual...

¿COMO INICIARTE EN BDSM?

Esta práctica, además de mucha responsabilidad, requiere de altas dosis de otras cualidades.

¿Quieres saber qué más te hace falta?

Existen infinidad de accesorios que te pueden ayudar a adentrarte en el mundo del BDSM. Deberás ir probando y elegir lo que más te gusta.

Accesorios que te ayudarán a iniciarte en la práctica del BDSM.

La CONFIANZA

Es lo más importante para poder llevar a cabo las sesiones, esta confianza a de ser mutua. Confiar durante todo el juego hará que disfruteis plenamente durante las sesiones consiguiendo que la expreiencia final sea mucho más placentera para los dos.

La IMAGINACIÓN

Debes recordar que el rol que asumirás deberás cumplirlo durante toda la sesión. Aunque cuando estas probando con tu pareja puede que durante el juego se intercambien los roles las primeras veces hasta que se formaliza el juego como una practica. Necesitarás de altas dosis de imaginación y creatividad para poder transformarte y mantener tu papel durante la sesión.

MENTE ABIERTA

Para iniciarse en esta disciplina hace falta que ambos tengáis la mente abierta a experimentar nuevas sensaciones y practicas sexuales. Abrir vuestra mente y pensar siempre que estáis jugando para pasarlo bien.

Las GANAS

¡Sin ganas, nada de nada!, no te puede dar pereza realizar estas sesiones ya que la desmotivación puede hacer peligrar una sesión, es preferible no comenzar a dejarla a mitad.

¡NECESITARÁS EQUÍPATE BIEN!

Si estás pensando en iniciarte en el BDSM has de saber que hay una infinidad de accesorios y juguetes que te ayudarán a construir tu rol en cada momento dentro de cualquiera de sus disciplinas.

Agarres y ataduras: Si queréis practicar en el Bondage, necesitaréis todo tipo de artículos para poder mantener sujeta a la otra parte durante la sesión. Hay un montón de objetos cotidianos que son fáciles de encontrar en casa y que seguro pueden ayudaros: una corbata, alguna cuerda, un trozo de tela de tacto agradable…

Artículos de Fetish; máscaras, cuero y vinilo, diferentes dispositivos de sujección... Un poco de dolor siempre controlado para conseguir placer.

Azotadores, látigos y fustas; Para azotar azotadores, látigos, fustas... artículos muy excitantes para castigar.

Kits especiales para BDSM; Kits BDSM y Bondage: los kits son los grandes aliados para aquellas parejas o personas que quieren iniciarse en la disciplina del BDSM y bondage de una forma ligera.

Otros productos: En caso de querer subir de nivel o experimentar sensaciones más fuertes, existe un tipo de accesorios más avanzados como los columpios-sexuales, las máquinas de electroestimulación ropa fetichista especialmente diseñada para la práctica de Bondage.

COMIENZA LA INICIACIÓN EN EL BDSM CON EL BONDAGE 

¿Has leído hasta aquí y te ha entrado la curiosidad y las ganas de iniciarte en alguna de las disciplinas BDSM?

¡Genial! Para empezar, te contaremos que dentro del propio BDSM hay diferentes niveles. Sea cual sea la disciplina que elijas con tu pareja, puedes empezar por algo suavecito y no subir de nivel si no os sentís realmente cómodos y preparados. No hay nada establecido eso lo debéis recordar ambos, los límites son pactados y los pones tú.

No todo tiene por qué gustar a la primera, ¿quizá has escogido un rol que no te sientes cómodo? No hay problema, puedes seguir probando hasta encontrar lo que realmente te excite, nunca no olvides que el objetivo final del BDSM sigue siendo obtener el mayor placer.

Si quieres iniciarte en este mundo, nuestra recomendación es que lo hagas a través del Bondage. Seguramente sin saberlo ya lo has practicado alguna vez en tus juegos sexuales, y es que la palabra Bondage se utiliza para definir todas las prácticas que tienen que ver con la inmovilización de la persona(ya sea través de cuerdas, cadenas, esposas u otros elementos o simplemente con las manos).

El Bondage es la forma más habitual de iniciarse en la práctica del BDSM ya que es una opción y situación muy placentera como comienzo en esta disciplina.

PERO, ¿QUÉ ES BONDAGE EXACTAMENTE?

El Bondage está considerado como una práctica estético-erótica. Puedes atar solo una parte (las manos, los pies…) o realizar ataduras que rodeen el cuerpo en su totalidad. Cuerdas, cadenas, cintas, diferentes tipos de telas, esposas… todo elemento que pueda inmovilizar será bienvenido.

El bondage es la disciplina que más se practica del BDSM, y la que más se suele practicar de forma independiente de las demás.

El Bondage, dominación y control a través de elementos que inmovilizan. En el Bondage entra en juego el control y la dominación durante el juego sexual. La parte sumisa se entrega al rol dominante que es quien decidirá cómo y cuándo ocurre toda la acción.

Imaginatelo: como sumiso o sumisa no podrás moverte y estás a merced de lo que la otra persona quiera hacer contigo… ¿no te resulta excitante?. Es la excitación por la sorpresa mezclado con la incertidumbre de no saber qué pasará después.

Una perfecta mezcla de emociones que hará que reforcéis la confianza del uno en el otro. Dentro de la práctica de esta disciplina, también pueden utilizarse mordazas o elementos privativos que no permitan hablar, ver u oír, como por ejemplo una venda en los ojos. Si a la excitación inicial le sumas que no puedes ver lo que pasa a tu alrededor, el factor sorpresa será aún mayor, y tanto las sensaciones como el placer se multiplicarán.

CONSEJOS PARA INICIARTE EN EL BONDAGE

Como ya te hemos dicho, la mejor forma de iniciarte en el BDSM es a través del Bondage, pero antes de ponerte a ello es importante que tengas en cuenta algunos consejos si es algo nuevo para ti. Disfruta de la práctica del Bondage de manera segura.

Has de practicar con alguien en quien confíes.

Puedes hacerlo con quien tú quieras, pero piensa que será más seguro si lo practicas con alguien de tu plena confianza para que te sientas a gusto y seguro o segura ,en ese tipo de situación y puedas disfrutar de toda la experiencia.

Elige con que rol iniciarte.

Quieres atar o que te aten. Pacta con tu pareja antes de empezar cuál será vuestro rol.

Pacta antes lo que queréis hacer.

La comunicación es vital en este tipo de prácticas. Pactad antes hasta dónde estáis dispuestos a llegar, lo que queréis hacer y lo que no.

Empieza con nudos sencillos.

Si es la primera vez que lo pruebas, puede que resulte un poco agobiante. Comienza con nudos más flojos y sencillos, para saber que puedes libertarte si lo necesitas en cualquier momento. Un buen comienzo son los nudos en manos o pies.

Prueba nuevas posturas.

Comienza por probar posturas más sencillas para poder disfrutar del Bondage.

Empieza por posturas más sencillas para disfrutar del Bondage. Conforme vayas experimentando en la práctica del Bondage, puedes ir incorporando posturas cada vez más complejas de realizar. A medida que avances, prueba modalidades diferentes de posturas.

Bondage sí, pero con seguridad.

Cualquier práctica de BDSM debe de hacerse las siglas SSC, de forma completamente segura, sensata y consensuada. Recuerda que el límite siempre lo pones siempre tú.

PONED LAS REGLAS Y A DISFRUTAR 

Debéis tener muy claro que el BDSM es una disciplina que busca el placer de ambas partes, tanto la parte sumisa como la parte que ejerce de amo. En este juego el uso del dolor tiene un fin placentero.

Cosas que a un sumiso o sumisa quizá no le gusten por sí solas, le harán sentir emoción por estar complaciendo a su amo. Y sucede también al contrario, como amo de alguna forma estás complaciendo a tu sumisa o sumiso y eso proporcionara placer.

Para practicar esta disciplina es de vital necesidad que cada uno conozca sus limites y se definan normas para alcanzar relaciones sexuales placenteras.

Todas las prácticas BDSM tienen que ser seguras, sensatas y consensuadas.

Seguro, sensato y consensuado

Es muy importante que todo lo que vayáis a hacer debe hacerse de forma segura, sensata y consensuada (SSC). Cualquier práctica o acción durante la practica debe ser aceptada por ambas partes.

La clave de seguridad

Antes de comenzar cualquier sesión se establece una palabra de seguridad que conocerán ambas partes y que cuando se pronuncia significa que la persona no desea continuar con la práctica que se está realizando.

Lo que quieres hacer y lo que no

Seguro que aunque nunca antes lo hayas practicado, tienes una ligera idea de aquello que más te llama la atención y lo que no quieres probar. Tenerlo claro y en la medida de lo posible, conocer lo que se desea hacer o no hacer y hablar lo con tu pareja.

Recuerda que tú pones tus límites, nunca aceptes algo que te disguste o que te provoque dolor extremo.

COMO INICIARTE EN EL BDSM

Tener curiosidad por una práctica nueva es algo genial, pero es importante informarse bien y seguir algunos sencillos consejos antes de iniciarse en algo que es nuevo para ti.

Si ya estás decidido o decidida, te vendrán muy bien nuestros consejos para iniciarte de forma segura en el BDSM. El BDSM es una disciplina excitante ¿te animas a probar?

INFÓRMATE Y APRENDE

Informate muy bien antes de dar el paso. Busca historias verdaderas, anécdotas, relatos… Seguro que puedes aprender mucho de otras personas que ya hayan pasado por esa experiencia.

LA COMUNICACIÓN ES VITAL

Habla con tu pareja de juego de lo que vais a hacer y hasta dónde llegar. La comunicación es super importante, más aún si aún no conoces profundamente a tu pareja. Recordad que estamos entrando en un juego de dominación donde todo debe de estar consensuado por ambas partes. Dejad muy claros los límites hasta donde estéis dispuestos a llegar y como utilizar la palabra clave de seguridad, si fuese necesario.

LA EQUIPACIÓN ES CLAVE

Elejir bien la disciplina que queráis abordar, informate de los accesorios que necesitaréis que os ayuden a meteos en el papel y poder seguir el rol que has elegido.

POCO A POCO

Es muy importante que el sumiso se adapte al dolor, pero también que el amo se tiene que familiarizar con las reacciones de su sumiso, para saber qué está sintiendo y si puede continuar con la disciplina y así poder subid la intensidad poco a poco.

Si vas atar, te recomendamos que no te líes ha hacer de primeras nudos muy complejos que luego no puedas desatar, o que realices nudos muy fuertes en zonas peligrosas por cortar la circulación. Tened especial cuidado con los azotes. Estos no han de ser ni demasiado fuertes ni demasiado flojos, seguro que encontráis un término medio para comenzar.

TEN SIEMPRE UNA SOLUCIÓN DE EMERGENCIA

No es lo deseado, pero a veces algo puede salir mal. Sería interesante tener a mano algunos utensilios que puedan sacarte de un apuro en el momento adecuado. Unas tijeras para ese nudo que no quiere aflojarse, o un pequeño botiquín con alcohol, vendas, árnica, etc. para poder calmar las marcas de una sesión intensa… Nunca está de más estar preparados.

Y nunca pierdas de la cabeza, todas las prácticas de BDSM deben cumplir con la máxima SSC de Sensato, Seguro y Consensuado. El BDSM es una forma de obtener placer tan válida como cualquier otra así que recuerda, ¡los límites los pones tú!

El BDSM como forma de obtener placer.

La practica del BDSM se realiza para sentir mucho placer, por ello requiere que haya un equilibrio mental para poder llevar bien el juego. Si tienes curiosidad por descubrir estas disciplinas pues adelante Mente abierta y ha hablar entre los dos porque disciplina comenzar e ir experimentando juntos y encontrar cual es la que más va con vosotros y vuestra forma de ser.

Una vez hayáis decido con cual empezar recordad de hablar sobre limites y roles que va adoptar cada uno.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?
Publicado en:: Artículos, Somos expertos

Deja tu comentario