Categoría: Estimulación Prostática

Filtros activos

Estimulación Prostática

Os presentamos una selección de dildos y vibradores especialmente diseñados estimular el punto P de los caballeros, este tipo de estimuladores pretenden ofrecer, debido a su forma, una sensación única en la zona de la próstata. Un tipo de producto muy solicitado por nuestra clientela masculina...

 

Atrévete a probar a estimular la próstata. Esta se encuentra alojada entre los testículos y el ano en el interior del cuerpo del hombre, siendo solo accesible por la puerta de atrás en los hombres, las mujeres carecen de esta terminación sexual, la suya se denomina punto G y se encuentra entre el clítoris y el principio de la vagina notando un cambio de textura en la piel.

 

La estimulación de la próstata no es ningún invento moderno. Se viene utilizando desde hace siglos con propósitos no solo sexuales sino terapéuticos. Lo que sí es cierto es que lo que antes se hacía directamente con el dedo, ahora se puede practicar de manera más cómoda y segura con cualquiera de los juguetes eróticos que te presentamos en esta sección

 

Como están hechos los estimuladores de próstata

 

La única manera de acceder a la próstata es a través del ano. Aunque en muchos casos los estimuladores prostáticos están provistos de un dispositivo de masaje en la zona del perineo, esta zona también tiene muchas terminaciones nerviosas y la estimulación en ella resulta también muy placentera, es la parte que se inserta en el ano la que tiene acceso al Punto P.

 

Los estimuladores de próstata se comercializan con diferentes formas y texturas y tienen una curvatura similar a la de los vibradores femeninos para el Punto G. No en vano, el Punto P es también una protuberancia en la anatomía masculina que se hincha al hacer presión sobre ella provocando mayor vigor en el pene y orgasmos mucho más placenteros.

 

La mayoría de los juguetes sexuales masculinos de esta categoría incorpora vibración en la punta de la parte insertable para concentrar el movimiento en esa zona que se encuentra en el recto, a unos 5 cm de profundidad y justo sobre la vejiga. En algunos casos los vibradores prostáticos están diseñados con forma de U porque de esta manera ofrecen una estimulación simultánea en el interior del ano y en la zona perineal, otra parte muy sensible del cuerpo masculino.

 

El uso de un estimulador de próstata es completamente seguro y siempre que la penetración te resulte placentera no debes preocuparte por nada.

 

¿Cómo usar correctamente un estimulador prostático?

 

El Punto P es una de las zonas erógenas masculinas más desconocidas. Los prejuicios que genera la penetración anal han provocado que muchos hombres heterosexuales aún no se hayan atrevido a probar el placer extremo que se esconde en el interior de su ano. Estos consejos están dirigidos a aquellos que han tomado la determinación de experimentar nuevas sensaciones:

 

  1. Elige un momento y un lugar en el que puedas estar relajado.
  2. Lubrica tu estimulador prostático con un producto compatible con su material de fabricación.
  3. Juguetea con él en la entrada del ano. Estás a punto de explorar nuevas sensaciones, ¿no te parece excitante?
  4. Introdúcelo en el ano lentamente y con movimientos circulares para facilitar la penetración.
  5. Acostúmbrate poco a poco a esa nueva sensación. Puedes masturbar tu pene mientras lo haces o pedirle a alguien que te masturbe si eso es lo que te pone.

 

Placer y salud sexual

 

La estimulación de la glándula prostática es una práctica que se utiliza tanto con fines sexuales como medicinales. Algunos estudios han revelado que la correcta estimulación de esta zona de la anatomía masculina favorece al drenaje de la glándula evitando dolorosas inflamaciones y tonificando la musculatura del ano para ofrecer una mayor protección sobre estos tejidos sensibles.