Sal de la rutina, cambia de postura

114 Vistas 4 Me gusta

¿Alguna vez has pensado que siempre utilizáis las mismas posturas en vuestras relaciones? Casi todas en algún momento hemos querido innovar en las posiciones o en los roles dentro de nuestras relaciones, pero ¿Cómo hacerlo? En InsinuaT contamos con la experiencia y buen criterio profesional de nuestra sexóloga y, además de ofreceros placer a través de nuestros juguetes y complementos, podemos ofrecer consejos sexuales profesionales.

Si no sabes cómo innovar en tu pareja, nuestro consejo es cambiar de postura, de rol y salir de la rutina, si tienes alguna pregunta personal o algún comentario sobre las posturas que os indicamos, no lo dudes, escríbenos.

1. Tomando el control de la situación. 

A veces la postura del misionero se vuelve un tópico del que es difícil escapar, si este es tu caso, no lo dudes toma el control de la situación. 

Nuestro consejo: tumba a tu pareja masculina en la cama con las piernas y la pelvis en el colchón pero con el tronco y la cabeza caídos de tal manera que tú puedas tomar el control y moverte a tu gusto, solo debes sentarte sobre él y encontrar tu ritmo.

2. Equilibrio.

Si lo que necesitáis es algo de pasión y buen empuje solo tenéis que fijaros en las películas donde las parejas mantienen relaciones contra la pared. Válida para todo tipo de parejas es un clásico que todo hemos visto pero pocos prácticas y que nos da un punto de pasión extra muy necesario en las relaciones a largo plazo. Y si no tienes muchos equilibro, la encimera de la cocina también es una opción de película.

prueba nuevas postura con InsinuaT

3. Agua y sexo.

Tu bañera de casa puede ser el sustituto perfecto del spa o del mar que no puedes meter en tu hogar, un poco de agua, unas velas, un poco de música y ya está montado un entorno nuevo y romántico. La cosa puede acabar muy bien si lleváis la postura anterior al plato de la ducha.

4. Introduce a terceros en tu cama.

No nos entiendas mal, no te estamos incitando a que montes un trio (si no quieres) pero utilizar cremas estimulantes, geles de masaje o si eres más atrevid@ complementos de BDSM os ayudaran a salir de las mismas posturas y juegos o al menos en los preliminares.

5. Di no a la penetración, al menos por un día.

¿Nunca has pensado que pasaría si el final no fuera el mismo de siempre? A veces cambiar lo previsible aunque sea solo un día nos ayuda a valorar mejor lo que tenemos, haz la prueba, un día no utilices la penetración (anal o vaginal, con tu pareja o con tu juguete) y verás las diferencias.

Las posibilidades son infinitas, tomad nuestras sugerencias como un punto de partida. No hay mapa del tesoro ni libro de instrucciones: probad, hablaros y cuidado con las lesiones.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

Deja tu comentario