Crea tu refugio sexual: NIDO DE AMOR

71 Vistas 1 Me gusta

Refugio Sexual o Nidito de Amor: cuesta mucho pensar en planificar un encuentro sexual con nuestra pareja.

Cuando pensamos en nido de amor, nos viene a la mente la habitación de un hotel con jacuzzi, mil accesorios y un precio desorbitado.

  Bueno, y esto de vez en cuando sería perfecto, desintoxicarse del hogar, del día a día, de los hijos, si es posible, una vez al año, sería lo mejor para la pareja dedicarse un par de días como mínimo sólo para ellos, centrarse en redescubrirse otra vez como amantes, dejando todas las obligaciones encerradas con llave en casa.

 No nos vamos a poner tristes, que sabemos que esto es difícil de conseguir, por lo menos todos los años.

¿Y cómo me lo monto en mi casa?

  Si tenemos hijos, lo ideal sería dejarlos con algún familiar o amigo o aprovechar algún viaje escolar para montar algo.

  Si no los tenemos, pues mira, un quebradero menos de cabeza…jejeje

Nuestro refugio sexual lo podemos crear en casa y seguro que mucho más a nuestro gusto que en un hotel.

  Elegimos un día, ¿nos ponemos de acuerdo con la pareja?, ¿o damos sorpresa?, bueno, pues depende del momento y de lo atrevidos que seamos.

Si decidís planearlo entre los dos, cada uno se puede encargar de una cosa, u os podéis proponer algo que hace tiempo queríais probar y no se ha podido.

 ¿Qué os apetece?

Velada romántica:

Pues música sensual para crear ambiente, luz tenue, cena ligera pero con toques exóticos, velas de masaje colocadas sobre la mesa y unos pétalos de rosa, que pueden ser artificiales junto con un kit erótico para usar de postre, sería una buena elección y sobre todo…cuidad vuestro aspecto, los dos, no sólo la mujer ha de estar sexy o cuidar la lencería, a nosotras/os también nos gusta que nuestro amante aparezca con un disfraz sexy o con traje y corbata aunque sea para cenar en casa…esa corbata dará mucho juego.

Sexo en la ducha o bañera:

Más fácil todavía…jabones pensados para practicar sexo sin problemas a la hora de la penetración y comestibles, sales aromáticas, o perlas para la bañera, crearán un ambiente relajante que os invitará a recrearos en vuestros cuerpos y acariciaros con suavidad, si estáis en un hotel bien, y sino en casa también se puede. Para luego follar en el agua, un buen lubricante de silicona y por su puesto un buen juguete sumergible, un dildo o un vibrador.

Caldear el ambiente:

  Un juego de mesa es lo ideal para estas situaciones, algunos son sencillos, de cartas y otros de tablero, con muchas más posibilidades y sobre todo lo bueno es que os dan ideas para otras ocasiones.

El ajuar erótico:

  Esto es más fácil, guardado en una caja especial y cuando vayáis a tener relaciones sexuales añadirlo a vuestro encuentro amoroso, aquí, dejad una luz suave encendida, el masaje es más sencillo, ver la cara y la respuesta de vuestra pareja os ayudará a saber si la cosa va bien y por donde seguir avanzando.

Deja tu comentario